¿La crianza respetuosa es posible?

A menudo te encuentras con la sensación de que la crianza respetuosa en una utopía.

Lees libros, acudes a cursos, pero no sabes por dónde empezar o tienes dudas de si lo estarás haciendo bien.

En ocasiones te sientes una impostora e incluso temes ser juzgada si acudes a reuniones o encuentros con otras mamás interesadas en la crianza respetuosa.

Yo te abrazo y te envío todo mi aliento, estás en el camino.

Permítete cometer errores y tómalos como oportunidades de aprendizaje.

Dales a tus hijos en hijas la oportunidad de observar tu imperfección. En tu vulnerabilidad verán que ellos también pueden tener fallos y que éstos son parte de cualquier aprendizaje.

Te propongo algo: toma situaciones concretas y aplica aquéllas herramientas que conoces. Lo general es inabordable, sin embargo desde lo concreto podemos comenzar el cambio que deseamos.

Por ejemplo: «mis dos hijos se llevan mal» es inabordable, pero «mi hijo mayor le quita el juguete a su hermano todas las mañanas» es una situación concreta donde podemos comenzar a aplicar lo que sabemos.

No permitas que el miedo al error te paralice.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*